Trece

Vuelven a pasar los días sin que actualice el Blog que con tanta ilusión abrí. La escasa respuesta  que he recibido no es pretexto. Tengo la suficiente experiencia con los blogs y las redes sociales como para espantarme o sorprenderme de que por ahí no pasen ni mis hijas. Ocurre lo mismo con la página de Facebook, el Grupo de la misma red y no se diga con el Instagram. Es complicado crear comunidad leal. El TFM fue el impulso inicial para abrirlo, y aún no encuentro que me motive a sostenerlo, así que no debo angustiarme, porque nadie espera con o sin ansiedad mis textos. Realmente espero que no sea una constante y que el año que entra si escriba cotidianamente sobre el viaje que iniciaré rumbo a Cozumel. Me comprometo. Como descargo debo comentar que durante este tiempo me he dedicado seriamente al aprendizaje de edición de videos. Estoy manejando, y sé que terminaré dominando, varias aplicaciones, lo que me permite presentar diferentes versiones de lo grabado, procurando que cada una de las versiones encuentre la red adecuada para ser publicada. Si tienen algún comentario, háganmelo saber.

Por cierto, hablando de mi TFM, recibí la evaluación del tribunal comisionado para calificarlo, que me otorgó una nota de 10. No puedo negar que me invadió el orgullo con algo de jactancia. Más me tardé en leer el documento, que en publicarlo en mis redes sociales. Fin por todo lo alto de una etapa más en mi vida. Una experiencia enriquecedora, estimulante y animada. Terminé el Master con un promedio de 98.5. Me dio gusto, la verdad. 

Anoche me inscribí al 70.3 Monterrey. El evento aún no está confirmado, pero me parece que la pandemia poco a poco se controla, por lo que existen grandes posibilidades que lo aprueben para el próximo 7 de noviembre.  Para participar, ajusté ligeramente el programa. Solo reduje la sesión de carrera de los miércoles y los minutos que le disminuí, los incrementé en la carrera del martes. Pienso que la segunda parte de mis entrenamientos combinados de ciclismo/carrera tienen la distancia corta, y es la carrera siempre la clave en un triatlón. Lo que pretendo es alargarlos un poco más la carrera en las sesiones combinadas de los martes. Fuera de ese pequeño ajuste, y otro en la semana del evento, que solo haré aflojes, todo permanece igual. Mi objetivo: no pasar de las 7 horas y 15 minutos. La clave será la carrera, bajarse después de rodar 90 kilómetros para correr 21 más y en eso me voy a concentrar: buenas sesiones de duatlón; me siento razonablemente confiado en que sin dolor, puedo alcanzar lo que me proponga, siempre y cuando sea razonable la meta. Correr los 21 K a un paso de 7 min/k a estas alturas del partido, se me hace una meta bastante sensata y prudente. ¡Nos vemos pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: